jueves, 10 de marzo de 2011

Sanación energética


La sanación energética (o vibracional) crea un equilibrio entre las emociones, la mente y el cuerpo material.
Con esta sanación se busca hacer entender al paciente el porqué de la enfermedad o desequilibrio, para que así vea que emoción o conducta (en un proceso determinado de tiempo) fue la causante de la patología. La mayoría de las emociones negativas que experimentamos como individuos son producidas por traumas, sobre todo en nuestra infancia, por eso es tan importante el papel del progenitor (mamá o papá), en la primera etapa, o primer ciclo del niño (los ciclos de crecimiento del ser humano son cada siete años, 7-14-21-28, etc.).
Estudios han demostrado que más de un 80% de las enfermedades son producidas por traumas emocionales de diversas características.
Todo está grabado en nuestra aura: pensamientos, creencias, sentimientos, deseos, etc.; cuando la mujer embarazada sufre algún tipo de trauma, ésta carga negativa es traspasada al ser en gestación, y ésta programación es la que guiará (en cierta medida) nuestros actos y comportamiento.
Como ya mencioné anteriormente, en el campo áurico está grabada toda nuestra vida. Cuando un trauma, o una actitud inarmoniosa queda estancada en nuestra aura; esa energía, con el tiempo se exteriorizará como dolor, en principio, enfermedad mas tarde y con el correr del tiempo (si esa energía permanece) se podría manifestar en algo mucho mas grave.
Por eso, desde este punto de vista, la sanación debe empezar por el nivel energético del ser humano, para crear una armonía sutil en el aura, y así manifestar un balance energético que se traspase al nivel material, sanar el cuerpo y equilibrar la vida del paciente. Pero sin olvidar el aprendizaje que siempre está detrás del dolor o la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada