miércoles, 18 de diciembre de 2013

Sanación Pránica. Terapia complementaria para: La Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva. No es contagiosa, aunque sí puede ser hereditaria. Puede afectar a cualquier parte de la piel, frecuentemente a las zonas de codos, rodillas, cuero cabelludo, abdomen y espalda. La mayoría de las personas con psoriasis presentan parches gruesos de color plateado-blanco con piel roja y escamosa, llamados escamas. Los médicos piensan que puede ser un trastorno autoinmunitario. Esto ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error y destruye tejido corporal sano. Las células cutáneas por lo general crecen en lo profundo de la piel y suben hasta la superficie aproximadamente una vez al mes. Cuando uno tiene psoriasis, este proceso ocurre demasiado rápido y las células cutáneas muertas se acumulan en la superficie de la piel. - Existen cinco tipos principales de psoriasis: - Eritrodérmica: el enrojecimiento de la piel es muy intenso y cubre un área grande. - En gotas (guttata): aparecen pequeñas manchas entre rojas y rosadas en la piel. - Inversa: el enrojecimiento e irritación de la piel ocurre en las axilas, la ingle y entre la piel superpuesta. - En placa: parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas de plateadas a blancas. Éste es el tipo más común de psoriasis. - Pustular: ampollas blancas que están rodeadas de piel roja e irritada. - La Sanación pránica limpia, purifica y equilibra el sistema bioenergético del paciente ayudando a la sanación de la psoriasis. - (La sanación Pránica por ningún motivo reemplaza a la Medicina Tradicional, sino que la complementa) -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada