martes, 21 de junio de 2011

¡Somos energía!


Sepan que Todo… ¡es energía!
Tus sentidos te han contado que el mundo que te rodea es sólido. Lo que crees sólido es simplemente una vibración a un rango que tus sentidos pueden percibir… tú eres ¡pura energía!
La materia que nos rodea no es más que la imagen en relieve de una realidad fundamental, hecha únicamente de ondas de frecuencia. Esto significa que no hay diferenciación, ya que ambos planos, material y espiritual, están formados por las mismas ondas, sólo que con diferente vibración.
Todo está hecho de átomos, y estos son 99,999999 % espacio vacío. La energía del protón está en el interior del átomo, la energía del electrón está en el exterior del átomo y el neutrón es el mundo físico creado por estas dos energía interactuando.
Desde el punto de vista de la sanación energética o vibracional, la enfermedad no es más que el desequilibrio en el flujo de la energía vital. También las conductas poco armoniosas son un desequilibrio de esta energía. Las acciones caóticas como la agresividad, la violencia (tan comunes en esta época), el enojo, la tristeza, el temor, etc. Son reflejos de estados energéticos distorsionados. La enfermedad, sea cual fuere los síntomas, representa siempre un desequilibrio en el flujo del Ki o fluido vital.

“La realidad no es otra cosa que la capacidad que tienen nuestros sentidos de engañarnos. Hemos estado completamente equivocados. A lo que llamamos materia es energía, cuya vibración ha sido reducida hasta ser perceptible para los sentidos”
Albert Einstein

“Dios no creó el universo, Dios se convirtió en el universo”
Deepak Chopra

“Cada ser humano es un diminuto universo y cada uno tenemos en nuestro interior todas las posibilidades del Gran universo”
Michael Hayes

“Conócete a ti mismo y conocerás el universo”
Socrates

“Tus ojos son los ojos del universo y cuando miras un objeto, es el universo mirándose a sí mismo a través de tus ojos”
Deepak Chopra

“El espacio de nuestro interior, la mente conciente pura de nuestro interior y el espacio exterior, son un sólo ser. Todos somos parte de este universo enorme, maravilloso, infinito, cuántico, holográfico, que está despierto”
Steven Greer

También lo pueden decir los pacientes en mi consulta, donde todos los días veo las mismas reacciones: Sienten el calor de la energía sanadora emanada por las manos y que ingresa en su cuerpo energético; o los colores luminosos que “ven” con los ojos cerrados; o cuando sienten como sus centros energéticos bombean y absorben el Ki; o simplemente que cuando se retiran, se van felices, relajados, livianos y sin un gran peso menos encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada